En Vinaròs continúan en marcha las analíticas a las aguas negras, gracias al convenio firmado el pasado mes de mayo entre el Ayuntamiento y la empresa FACSA. Recordemos que la finalidad de las pruebas es detectar una posible presencia del material genético de SARS-CoV-2, causante del coronavirus, y así poder controlar posibles rebrotes, en caso de producirse.

Estas son las primeras analíticas donde se ha detectado la presencia en niveles bajos de la Covidien-19 a las aguas negras de la ciudad. En los meses de junio, julio y hasta 31 de agosto, la presencia había quedado descartada.

Cabe destacar que la detección del virus en residuos de origen fecal indica la existencia de algunos casos positivos en nuestra población, pero en ningún caso que la vía de contagio sea a través del agua. Estos datos, sirven a las autoridad sanitarias para extremar los rastreos en determinadas zonas y para tener un control y una fotografía más precisa de la situación.

Los análisis, que se realizan de forma semanal, se repetirán para verificar y contrastar estos resultados para ver si se trata de un hecho aislado o si es persistente. En caso de que los datos corroboran la presencia del virus en las aguas negras, se realizarán diferentes análisis sectoriales en diferentes colectores y zonas de la ciudad para conseguir datos más específicos.

Desde el Ayuntamiento se pide a la ciudadanía que no baje la guardia y continúe respetando todas las normas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias, estas normas son el uso obligatorio de la mascarilla, el mantenimiento de la distancia de seguridad y el lavado de las manos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here