Foto: Wikipedia/ Imagen referencial

Jordi Moliner, concejal de Medio Ambiente, ha mostrado hoy el nuevo asador de la Ermita de Vinaròs, una construcción que ha sido homologada para hacer fuego y que podrá ser utilizada libremente por todos sin necesidad de un permiso especial.

Sin embargo, agrega Moliner, hay una serie de normas de uso básico que conviene tener en cuenta previamente. En primer lugar, destaca que es importante dejarlo limpio y apagar correctamente las brasas para evitar incidentes.

Además, avisa que si las puertas están cerradas, es porque no puede utilizarse, bien sea porque hace demasiado viendo o excesivo calor, lo que supone un riesgo elevado de incendios. En julio y agosto, indica Moliner, estará temporalmente inhabilitado y la policía sancionará a quien intente forzar los candados.

Foto: Jordi Moliner
Foto: Jordi Moliner
Foto: Jordi Moliner
Foto: Jordi Moliner

Este asador, ubicado en una zona de pinos cercana al “tentadero”, cumple con todos los requisitos exigidos a nivel comunitario, entre ellos mantener una cierta distancia de los árboles, mallas antichispas y puertas para que el lugar pueda cerrarse.

En la parte exterior, ha explicado el edil, puede apreciarse un grafitti, obra del artista local Juan Reverter, el cual busca, por un lado, evitar pintadas y, por otro, integrar mejor esta construcción con el paisaje.

En total, esta obra, realizada en el marco de un plan de ocupación, ha costado unos 8.200 euros y es la primera de una serie de pequeños asadores que se pretenden construir en este área en los próximos meses.

“Nos dimos cuenta de que la gente igual venía a hacer fuego pese a que estaba prohibido, así que con esto buscamos facilitar las condiciones de seguridad que permitan asar en la ermita dentro de la legalidad”, concluye Moliner.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here