Foto: Guardia Civil

Un vecino de Vinaròs ha sido detenido por la Guardia Civil, como sospechoso de un delito contra la salud pública.

Esta actuación se realizó después de que las autoridades hallaran un total de 389 plantas de marihuana en una de las habitaciones de su vivienda, situada en la misma localidad.

El registro se produjo después de que se tuviera conocimiento de que en dicho lugar podría haber una plantación ilegal.

Este laboratorio “indoor” disponía, además, de un sistema de ventilación e iluminación propio, y productos para el cultivo de la droga.

Los agentes se desplazaron hasta el domicilio, donde localizaron en una de las habitaciones un laboratorio ‘indoor’ de marihuana con 389 plantas.

El arrestado, un hombre de 47 años de edad, ya ha sido puesto, junto con las diligencias instruidas, a disposición del Juzgado de Instrucción Número 1 de Vinaròs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here