Foto: Diputación de Castellón

La Diputación de Castellón se ha reunido esta semana con las poblaciones más afectadas por la plaga de mosquitos tigre, que implica especialmente a los municipios costeros del norte de la provincia como Vinaròs, Benicarló, Peñíscola y Alcossebre. Tras el encuentro, ayer se convocó a los técnicos provinciales para encontrar la fórmula administrativa más conveniente para crear un Servicio Provincial de Prevención.

Para poner en marcha esta propuesta, la Diputación necesita el cuestionario remitido con la situación de cada municipio, a partir de los cuales estudiará la forma jurídica administrativa más adecuada para articular todas las propuestas. Una vez recibida la documentación, el diputado de Sostenibilidad Mario García adelantó que se realizará una nueva reunión a finales de octubre con los 17 representantes de cada localidad para poder hablar de los avances.

Por parte de Vinaròs, fue el Concejal de Medio Ambiente, Jordi Moliner, quien acudió a esta primera reunión y, a través de las redes sociales, comentó que lo que se abordó es la forma en la que se gestionarán las ayudas con los ayuntamientos para los tratamientos de prevención, formación de los técnicos y estudios que realizará la Universidad de Valencia. Moliner ha indicado que espera que en próximas citas se vaya definiendo mejor el funcionamiento de este nuevo Servicio de Prevención Provincial.

Foto: Ayuntamiento de Vinaròs
Foto: Ayuntamiento de Vinaròs

La idea es que esto permita articular una estrategia coordinada, más efectiva, teniendo en cuenta que es un problema que continuará estando presente en el futuro y que tiene un impacto negativo tanto a nivel económico (pues perjudica al turismo y en consecuencia a los negocios enfocados a este sector) y también para la salud pública, pues el mosquito tigre es portador de enfermedades como el “chikungunya”, de la que ya se han detectado 98 casos en España durante este año, un 20% de ellos en la Comunidad Valenciana.

A lo largo de 2015 se han emitido dos subvenciones para tratar de mitigar el problema de las plagas en la provincia: una de 50.000 euros para la realización de campañas de desratización, desinfección y desinsectación en edificios públicos y alcantarillados, que fue solicitada por 73 pueblos, y una segunda con un importe de 150.000 euros y caracter de urgencia, específica para el problema de los mosquitos y las moscas, que se ha visto especialmente acentuado en estos meses de verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here