La comisaría de Vinaròs, abierta poco antes de las elecciones municipales, puede que cierre sus puertas a final de año. Recientemente se había habilitado el servicio, para poder renovar el Documento Nacional de Identidad (DNI).

Tras varias tomas de contacto, el alcalde de la localidad, Enric Pla, asegura: “En principio no parece haber intención de consolidar este servicio en Vinaròs, tras mis conversaciones con los responsables de Castellón. No son muy partidarios de mantenerla, pues no está dotada de personal permanente”.

La comisaría, ubicada en el edificio del Pirulí, permanecerá cerrada durante todo el mes de agosto por las vacaciones de los funcionarios. A partir de septiembre estará a disposición del público un día por semana, pero sin buenas perspectivas de que continúe abierta durante el próximo año.

Pese a ello, Pla afirma que, van a seguir intentando que permanezca. Uno de los principales problemas es que la Unión Federal de Policía de la Comunidad Valenciana (UFP), el sindicato policial con mayor representación en la autonomía, demandó que el servicio prestado en la comisaría de Vinaròs.

Según ellos, este reduce la plantilla de funcionarios en las oficinas de Castellón en un 28% los días que se abre en la localidad vinarocense. Lo que ellos proponen, por tanto, es la creación de vacantes propias en la oficina del Pirulí, para realizar tanto las funciones de policías como de funcionarios.

Por otro lado, los ciudadanos de Vinaròs defienden la continuidad de la comisaría en la localidad, debido a la cantidad de traslados a Castellón que son necesarios para tener que renovar sus documentos de identidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here