Foto: DeVina

Un joven de 20 años, vecino de Vinaròs, ha sido detenido por la Guardia Civil como principal sospechoso en un caso de simulación de delito y estafa.

El aprehendido revendía teléfonos móviles que supuestamente le habían sustraído, consiguiendo nuevos a través del seguro que tenía contratado.

Tras varias denuncias presentadas por él mismo, las autoridades iniciaron una investigación para esclarecer los hechos.

En la primera relataba que un desconocido le había quitado un teléfono de alta gama, valorado en unos 600 euros, mientras estaba en un parque con su familia.

Pocos meses después volvió a denunciar otro hurto similar de un móvil de 700 euros, que se haría producido en un centro deportivo.

A principio de este año volvió a denunciar la sustracción de un tercer terminal, lo que hizo sospechar a los agentes.

El detenido, junto con las diligencias del caso, ya ha sido puesto a disposición del Decanato de los Juzgados de Vinaròs.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here