Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han participado en el operativo que permitió interceptar en Vinaròs a un camión cisterna en cuyo interior había 700 kilogramos de hachís oculto en cuatro compartimentos.

El conductor de este vehículo y de los vehículos lanzadera y de contra vigilancia fueron detenidos. Estas aprehensiones se enmarcan dentro de una macrooperación antidroga que se ha llevado a cabo en varias provincias y que ha permitido desarticular un grupo de narcotraficantes que introducía hachís desde Marruecos por vía marítima.

Como almacenes los narcotraficantes utilizaban casas unifamiliares en la Costa del Sol y del Campo de Gibraltar, donde preparaban partidas de 400 o 500 kilogramos. Posteriormente la droga era exportada hacia en centro de Europa e Italia.

En total, según el reporte policial, han sido 3 toneladas de hachís y 24 las personas arrestadas en toda España, sindicados de trasladar los estupefacientes y hacer escala en poblaciones de Andalucía y la Comunidad Valenciana. También se han intervenido 11 vehículos, 3.300 euros en efectivo y material de comunicación.

A los detenidos dentro de esta investigación, que inició el pasado mes de marzo, se les imputa un delito contra la salud pública, pertenencia a organización criminal, falsificación de placas de matrículas y contra la seguridad del tráfico.

Los arrestados son de nacionalidad española, marroquí e italiana y contaban con suficiente infraestructura para realizar numerosos traslados de droga, lo que les permitía evitar perder grandes cantidades de mercancía en caso de ser descubiertos por las autoridades.

Además, la red criminal se valía de empresas legales de transportes que realizaban rutas de transportes de mercancía convencional desde España hasta países de centro Europa e Italia para trasladar la droga, consiguiendo de esta forma hacer más difícil su detección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here