Se define profesionalmente como historiadora del arte y personalmente como madre, dos facetas que complementa. Con un proyecto de doctorado entre manos, Helena Román es uno de los rostros principales de la Asociación Cultural “Amics de Vinaròs” y, actualmente, una de las guías de las rutas históricas que se realizan en la ciudad. Confiesa ser afortunada por haber podido dedicarse a un mundo que le apasiona, desde que finalizó sus estudios en Valencia y se estableció en Vinaròs.

1. Helena, ¿cuándo y cómo surgió la propuesta de hacer las visitas guiadas sobre Vinaròs?

Anteriormente estas visitas las hacía un funcionario del ayuntamiento, que ya no está. Al marcharse, la corporación pensó en la asociación “Amics de Vinaròs”, que enseguida se puso a su disposición. Nuestro objetivo es dar a conocer el patrimonio de nuestro pueblo y  esta es una nueva forma que no estaba muy explotada todavía. Hay que destacar que existen dos formas de visitas guiadas: las que realiza el equipo de Turismo y las que llevan a cabo los historiadores, que tienen un enfoque distinto.

2. ¿Qué novedades hay en las visitas de este año?

El ayuntamiento establece unas rutas fijas, como las de la Ermita y las de Sol de Riu, que siempre nos las piden. Pero además este verano también se han introducido algunas nuevas, como la que trata el panorama histórico artístico del Vinaròs modernista o también la del pasado 2 de julio en la que se habló de cómo era Vinaròs hace 100 años, que era la primera vez que se hacía y fue bastante bien.

3. ¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Poder transmitir la pasión por el patrimonio a los demás. La gente pasea por la ciudad, pero muchas veces no se percata del patrimonio que tenemos. Vinaròs ha cambiado mucho y el poder conseguir que alguien se pare enfrente de un edificio y sea consciente de está ante una pieza de gran valor histórico, satisface. Hay que enganchar las visitas con curiosidades, por eso siempre busco ir más allá. Cuando explico un cuadro, por ejemplo, lo que intento es que la gente vea lo que hay detrás de él.

4. ¿Cuáles son las fechas o datos históricos más curiosos en la historia de Vinaròs?

Lo curioso es que algunos piensan que Vinaròs no tiene una gran historia, algo que no es así. De hecho, la ciudad aparece en los libros a partir de 1411. Es en el Compromiso de Caspe donde se toma la decisión de que el Reino de Valencia apoye a Fernando de Antequera. Y esta decisión tan importante se toma en Vinaròs. Otro dato es que la mayoría de los moriscos, en 1610, salen desde nuestro Puerto. Todos estos acontecimientos dejaron una marca importante en la arquitectura de la ciudad, como las murallas o la Torre Ballester, que se construyó para vigilarlos. Hay muchos elementos que son testimonio silencioso de ese pasado, pero muchas ciudades, con menos, han sabido vender mejor su patrimonio. A nosotros aún nos queda mucho por hacer.

Román, durante la entrevista para DeVina.
Román, durante la entrevista para DeVina.

5.¿Qué les plantearías a las entidades públicas para dar a conocer mejor este patrimonio que mencionas?

Nos guste o no, la realidad es que este tema se enfoca casi siempre en términos económicos. A las instituciones públicas se les llega en forma de rendimiento. Si les dices que lo que haces es concienciación, no les suele interesar tanto como asegurarles que ese proyecto traerá tanto beneficio en euros para la población o que repercutirá en puestos de trabajo nuevos. En nuestro caso, como asociación, tratamos de utilizar nuestros recursos limitados para aportar a la cultura local y fomentarla.

6. ¿Cómo ha evolucionado la Asociación a lo largo de los años?

Cuando yo comencé había 150 socios, mientras que actualmente contamos con 350. Ha habido un crecimiento lento, pero que no cesa. Con la crisis pensábamos que mucha gente se daría de baja, pero por suerte no fue así. El socio es quien mantiene la entidad. Este año vamos ya por la séptima edición del Certamen Internacional de Acuarela “Gabriel Puig Roda”. Este concurso está patrocinado por la Diputación de Castellón, si no, no sería posible llevarlo a cabo. Viene gente muy buena y de todas partes, incluso de Latinoamérica.

7. Amics de Vinaròs cuenta con un archivo propio, pero… ¿exactamente de qué fondos dispone?

Tenemos unos fondos muy importantes de Rato, un fotógrafo de los años 60. También contamos con el archivo digitalizado de Ramón Redó. Aparte hay una hemeroteca que incluye todos los números de El Diariet. Todas las publicaciones en las que aparece Vinaròs las adquirimos. Tenemos, además, una parte pequeña de documentación del siglo XVII  y XVIII.

8. ¿Qué esperan de su relación con la nueva corporación municipal?

Esperamos cariño. En la antigua corporación nos apoyaban con la Revista Fonoll y Marenostrum, y patrocinaban la Nit de la Cultura y el premio Borrás Jarque. Tras el cambio de gobierno enviamos nuestras peticiones y la respuesta que recibimos es que no hay presupuesto, lo que nos ha obligado a suspender este certamen. Aparte de eso, hacemos actividades para la población, como en el Centro de día. Tenemos gente en la sede que realiza servicios alternativos en la ciudad. Hacemos cosas por la sociedad y, por eso, lo que esperaríamos es que las instituciones públicas nos apoyen.

9. ¿Cuáles son las metas que tiene en mente la entidad?

En primer lugar disponer de un local propio. Llevamos 40 años en activo y esto aún no es una realidad. Por otro lado estamos apostando por las nuevas tecnologías, algo que nos está dado buenos resultados. Ya tenemos una página web y publicamos regularmente en las redes sociales, para mejorar la comunicación entre los socios y darnos a conocer a otros vinarocenses. Esta es, a grandes rasgos, la línea en la que queremos seguir trabajando por la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here