Foto: Ajuntament de Vinaròs

Los trabajos de la Brigada de Obras Municipal entre el tramo final de la Avenida Leopoldo Querol y el puente del río Cervol de Vinaròs están prácticamente concluidos. Estos han permitido habilitar la zona para el aparcamiento de vehículos.

Según datos del Ayuntamiento, esta actuación ha costado 2.000 euros, una inversión poco elevada según el concejal de Obras y Servicios, Guillem Alsina, teniendo en cuenta que en este espacio podrán estacionarse hasta 500 vehículos.

Dentro de este presupuesto se incluye la limpieza de la maleza de todo el terreno, el nivelado y relleno del mismo y la instalación de siete focos con iluminación LED de bajo consumo.

Por último, se ha acondicionado el acceso eliminando las barreras arquitectónicas para facilitar el ingreso y salida de carros de bebés y sillas de ruedas. Por otro lado, las vallas que separaban la zona de paso peatonal con este lugar han sido retiradas para que el espacio quede abierto.

Foto: Ajuntament de Vinaròs
Foto: Ajuntament de Vinaròs

“Al estar vallado se creaba un cuello de botella, lo que unido a una mala iluminación, hacían que este tramo que comunica con la Avenida Tarragona fuera muy inseguro, tal y como nos comunicaron los vecinos”, señaló Alsina.

El concejal indicó que este aparcamiento se ubica en un punto clave para que pueda ser aprovechado en varios eventos especiales que hacen que la zona sea especialmente transitada, como ocurre cada jueves, con la instalación del mercado ambulante, o durante el Carnaval y los meses de verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here