Foto: pixabay

Durante el pleno extraordinario que se celebró este jueves a mediodía, el tripartito municipal (Tots i Totes Som Vinaròs, PSPV y Compromís) aprobó la modificación del tipo de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en Vinaròs para el próximo ejercicio, que pasará a ser de un 0,72% al 0,80% para las viviendas.

Pese a este aumento, “el ciudadano seguirá tributando la misma cantidad”, resumió la concejala de Hacienda, Maria Cano, ya que en 2016 finaliza la subida que el Gobierno Central impuso para 2014 y 2015. En el caso de los locales o las familias numerosas, se mantendrán las bonificaciones, aunque con nuevas condiciones.

Los comercios, por ejemplo, tendrán un descuento del 15% si el propietario es el encargado del mismo y, si cuenta con dos o más trabajadores, a este porcentaje se le podrá sumar un 10% adicional.

Las familias numerosas se beneficiarán de un 20% de descuento sobre el valor catastral del inmueble (de 105.000 euros a 80.000 euros), si bien solo en el caso de que tengan en propiedad una casa y un garaje.

Una decisión que critica la oposición

Para justificar la decisión de subir el tipo respecto al actual, el ayuntamiento indicó que se basan en los informes técnicos, que señalan la necesidad de que el consistorio pueda seguir ingresando la misma cantidad económica.

La medida, sin embargo, ha sido duramente criticada por el Partido Popular (PP) local que, desde la oposición, ha explicado aunque los vecinos no vean un aumento en sus recibos, lo que les correspondería es pagar un 10% menos.

“Dando por hecho que los ciudadanos no lo notarán, han decidido convertir una subida temporal del IBI del Gobierno de España en un incremento indefinido”, explicó Amat, en representación del PP. Además, dijo que las condiciones de bonificación se han vuelto más restrictivas e inaccesibles para la mayoría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here