El Ayuntamiento de Vinaròs ha llegado a un acuerdo con la empresa FACSA para realizar análisis en las aguas residuales para detectar la posible presencia del coronavirus y así poder controlar posibles rebrotes. Se trata de una medida preventiva, que sobre todo tiene como objetivo poder garantizar una respuesta rápida y eficiente en el caso de detectar la presencia del Covid-19.

Hay que destacar que Facsa ya ha iniciado este mismo análisis de las aguas residuales en otras poblaciones de la Comunidad Valenciana y en las próximas semanas prevé ampliarlo en otras localidades interesadas en este servicio.

La regidora de Obras y Servicios, Carmen Morellà, ha destacado que “con los análisis se podrá cuantificar la presencia del virus a las aguas residuales, y junto con otros datos, se podrían poner en marcha medidas para evitar un posible rebrote”. En este sentido, la regidora insistía que a pesar de que la situación mejora hay que continuar alerta para evitar una posible aparición del Covid-19 en la localidad con medidas como el análisis de las aguas residuales.

Por su parte, FACSA será la encargada de realizar los análisis en el alcantarillado de la localidad y también en los procesos de depuración del agua. Hay que destacar que los datos que obtengan se estudiarán con otras variables, como la información poblacional y epidemiológica, para tomar así las medidas que se consideran más oportunas en el caso de detectar un rebrote del coronavirus en la localidad.

El alcalde, Guillem Alsina, ha querido agradecer a FACSA Aigües de Vinaròs “su buena disposición para poder poner en marcha los análisis y permitirnos participar en este estudio tan importante para saber como evolucionará el Covid-19, y en caso de que sea necesario, poner en marcha las medidas preventivas que nos indiquen las autoridades sanitarias para evitar posibles rebrotes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here