Foto LM

Con motivo de la crisis sanitaria desde el Gobierno Municipal se ha decidido suspender la celebración de las fiestas con el fin de preservar la salud de las personas

Foto LM

En la mañana de ayer martes, el alcalde, Guillem Alsina, acompañado por el primer teniente alcalde y concejal de Promoción de la Ciudad y Interés Turístico, Marc Albella, ha hecho una rueda de prensa telemática para informar a la ciudadanía la suspensión de las Fiestas de San Juan y San Pedro. Esta decisión se ha tomado con el consenso de todas las fuerzas políticas y del concejal no adscrito a través de la Junta de Portavoces que se celebró ayer.

El alcalde Alsina lamentó que «se trata de una decisión muy difícil, pero nos vemos en la obligación de aprobar con motivo de la actual crisis sanitaria y sobre todo para preservar la salud de las personas». Según añadía habían peleado tres posibles escenarios. El primero con la celebración normal de las fiestas, una idea que se descartó desde un principio, el segundo con la celebración de los actos más importantes con aforo limitado y el tercero con la suspensión total.

Alsina ha remarcado que «esta decisión se ha tomado con el consenso de todos los representantes políticos y quiero agradecer su dedicación y trabajo durante la reunión que se mantuvo ayer lunes, en la que se decidió suspender la celebración de las fiestas de forma unánime «.

Por su parte, el concejal Albella ha explicado que también se ha planteado la posibilidad de celebrar las fiestas en otras fechas, una medida que según ha señalado se descartó de forma inmediata. En este sentido, incidió en que «el actual calendario es inseguro y no permite realizar ninguna planificación, además el aplazamiento podría suponer la coincidencia con las fiestas de otros municipios y el hecho de trasladarlas también supone desvirtuar las fiestas en honor a San Juan y San Pedro «.

En el ámbito festivo el día 24 de junio, San Juan, se mantiene como jornada festiva en toda la Comunidad Valenciana, tal como desde hace unos años ha acordado la Generalitat. A nivel local, que es la fiesta de San Pedro, 29 de junio, desde el Ayuntamiento se ha decidido mantener este día como festivo.

Servicios y contratos

En cuanto a los servicios, el concejal Albella ha destacado que el único que se ha licitado y adjudicado, sin formalizar la firma, ha sido la traca y piromusical que se ofrecen de forma conjunta en un mismo contrato. Según insistía no «hay ningún otro contrato de ningún otro servicio, sólo lo que se refiere al montaje de las carpas, que está fuera de la partida de fiestas porque incluye la instalación de carpas para San Canuto, Carnaval o San Sebastián».

En relación a las actuaciones musicales y conciertos sólo se habían realizado acuerdos verbales sin ningún compromiso contractual o legal, mientras que el resto de las licitaciones previstas se han paralizado con motivo del estado de alarma y se cancelarán por la suspensión de las fiestas. Albella ha remarcado que «el Ayuntamiento de Vinaròs no tiene ninguna obligación ni vínculo contractual más allá de lo que hemos detallado».

Partida de fiestas

La suspensión de los actos permitirá al Ayuntamiento disponer de una partida de 134.000 €. En este sentido, Albella ha detallado que se decidirá en Junta de Portavoces como se destinará esta partida presupuestaria. El concejal ha querido destacar que la celebración de las fiestas en ningún caso es un gasto, sino una inversión que ayuda a dinamizar la economía local durante dos semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here