Las organizaciones Ecologistas en Acción y SEO/BirdLife han informado que, al igual que en 2015, nuevamente se ha vuelto a destruir la mayor zona de cría de avión común que existe en Vinaròs y que se ubica en el Hospital Comarcal.

Según sus cálculos, habrían sido derribados en plena época reproductora más de 200 nidos de delichon urbicum, de los 300 que hay censados, por lo que únicamente habrían quedado el 10% de los nidos activos de esta especie protegida por la legislación autonómica.

El avión común está incluido dentro del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y está prohibida cualquier tipo de molestia o agresión. Únicamente se pueden retirar nidos, explican desde SEO / BirdLife “si no queda otra alternativa y se cuente con una autorización administrativa de la comunidad autónoma”.

Esta asociación asegura que, en este caso, no consta ninguna por parte de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Desarrollo Rural y Cambio Climático. El centro hospitalario ya fue denunciado anteriormente por actuaciones similares.

Ante esta situación los ecologistas han decidido denunciar los hechos reincidentes en la Conselleria, SEPRONA, Fiscalía de Medio Ambiente provincial y en el Ayuntamiento de Vinaròs para que se investigue y se paralicen estas actividades para que no se produzcan de nuevo.

Además, también se ha anunciado otra denuncia en la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo. La destrucción intencionada de los nidos de especies protegidas, puede suponer penas de prisión de hasta dos años.

La presencia de aviones, así como de golondrinas, vencejos o murciélagos es, según los expertos, beneficiosa para el medio ambiente y para la población, destacando su papel como “insecticida natural”. En el caso concreto del avión común, su alimentación se basa en una gran cantidad de áfidos, moscas e himenóptecos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here