Cuando se cumplen los primeros 30 días desde la constitución de la nueva alcaldía, Enric Pla ofreció una conferencia de prensa para hacer un balance inicial de la situación en la que se han encontrado las arcas públicas y para hablar de algunas primeras acciones dentro del plan de trabajo municipal en Vinaròs.

En este sentido, criticó duramente a la administración anterior por los cuestionamientos que el Partido Popular, ahora en la oposición, ha vertido en contra del nuevo equipo de gobierno e indicó que uno de los puntos más negativos ha sido encontrar que el 80% del presupuesto para este año ya está gastado.

Pla también mencionó la gran cantidad de facturas pendientes heredadas y de obras no urgentes que se realizaron de cara a las elecciones. Específicamente, mencionó una deuda de más de 18 mil euros que dejó aparentemente el anterior regidor de cultura, Lluís Gandia, quien es uno de los políticos más críticos con la nueva administración.

¿Cuáles serán las próximas acciones de gestión municipal?

Ante esta situación, el jefe edil anunció la realización de una auditoría ciudadana pública, cuyos resultados se darían a conocer a principios de septiembre. Además, otra de las medidas anunciadas ha sido la revisión de contratos poco favorables para la mayoría, según palabras de Pla, quien ha mencionado el caso de los aparcamientos en zonas naranja.

Se analizará igualmente el acuerdo que se tiene con el Vinalab y algunos trabajos con algunas compañías que se habrían realizado sin ningún tipo de concurso ni rotación, es decir, que fueron asignados “a dedo” de forma directa.

Entre algunas propuestas que consideró inviables, mencionó la promesa de instalar una piscina portátil en la pista de atletismo, algo que no fue aprobado por la Generalitat al no reunir las condiciones mínimas de seguridad requeridas.

La compra de “carísimas” impresoras 3D que no se han utilizado, la mala planificación de obras como en la avenida Leopoldo Querol o el costoso proyecto de aumentar con plateas la capacidad del auditorio Ayguals d’Izco, han sido, junto a la alta contaminación acústica y gastos que genera el festival Electrosplash, otros de los temas de su comparecencia.

Se apostará, en cambio, por la mejora del servicio de avisos ciutadanos para una mayor transparencia y por obras de mantenimiento en la Colonia Europa, así como en la zona de los institutos, con la prolongación de la acera prevista en la avenida Capçades. “Los servicios sociales como la cesión de pisos de bancos como alquiler social o las becas sí son una prioridad para nosotros”, afirmó.

Críticas sobre altos sueldos y defensa del propio

En tono irónico Pla mencionó en diversas ocasiones la polémica suscitada por el aumento de su salario con respecto al que percibía el anterior jefe edil. Al respecto quiso aclarar que Juan Bautista Juan cobraba 1750 euros por una dedicación parcial que sumaba a otras actividades empresariales, logrando más de 60 mil euros anualmente, frente a lo que él percibirá por un trabajo a jornada completa (1867 euros netos al mes).

“Nuestro sueldos son los más bajos de la provincia de castellón y eso no lo puede discutir nadie”, pla

El alcalde agregó que “la democracia ha de pagar a sus representantes” y “que la remuneracion de cargos públicos es una reivindicacion popular y de izquierdas”, así como el “sistema de pago a la Seguridad Social, que es el que conserva nuestro estado de bienestar”, argumentó.

Sobre el sistema de asistencias, Pla comentó que es una anomalía en la Comunidad Valenciana, ya que ningún  ayuntamiento lo mantiene y concluyó asegurando que todo lo que se ha dicho forma parte de una campaña de desprestigio en su contra orquestada por algunos miembros del Partido Popular.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here