Foto: Jordi Moliner

A través de las redes sociales, el concejal de Medio Ambiente, Jordi Moliner, informó a sus seguidores acerca de un nuevo hallazgo en el entorno de la Ermita de Vinaròs.

Se trata de un nuevo horno de cal que permanecía oculto, tras años de olvido, el cual ha sido encontrado por integrantes del taller de ocupación que se ocupa de mejorar este espacio natural.

Los trabajos de este grupo iniciaron el pasado mes de noviembre y está previsto que finalicen en abril próximo. En este tiempo se ha limpiado la zona de forma selectiva y se han podado los pinos.

En una segunda fase se ha querido poner en valor los hornos de cal existentes, despejando sus alrededores y delimitándolos con barandillas de madera.

Es en este contexto que se realizó este último hallazgo. Moliner ha explicado que es algo importante, pues estos hornos se utilizaban antiguamente para obtener cal a partir de la cocción de la piedra calcárea.

“Este producto fue clave en el pasado para la construcción y la agricultura. Por tanto son una muestra de nuestro patrimonio rural que debemos conservar”, remarca.

Este Plan de ocupación, que ha permitido la contratación temporal de seis peones agropecuarios y un capataz agrícola forestal, cuenta con un presupuesto público total de 73.675 euros.

Otras de las tareas que se han realizado han sido la adecuación de los senderos que estaban cubiertos por los arbustos y la reparación y pintado de las mesas de madera que se encontraban en el área.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here