Un hombre de 41 años y una mujer 20, vecinos de Vinaròs, han sido detenidos como supuestos autores de un delito contra la salud publica y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Ambos son sospechosos de cultivar más de 3.000 plantas de marihuana en una plantación distribuida en varios pisos comunicados entre sí mediante “butrones” y pasadizos ocultos.

Esta actuación se llevó a cabo en una finca de pisos, donde la Guardia Civil tenía sospechas de que se podían estar cometiendo ilícitos.

Tras realizar varios registros, descubrieron una plantación “indoor” distribuida en cuatro domicilios.

Butrón. Foto: Guardia Civil
Butrón. Foto: Guardia Civil

Los aprehendidos habrían surtido de electricidad a la plantación mediante enganches ilegales a la red.

En total se han incautado 3.237 plantas en diferentes fases de crecimiento, seis condensadores, seis evaporadores de aire acondicionado, 60 focos de luz, 60 transformadores y multitud de garrafas y envases con químicos y abonos.

Foto: Guardia Civil
Foto: Guardia Civil

Las diligencias y los detenidos pasarán a disposición del Juzgado de Instrucción Número 2 de Vinaròs, según han informado las autoridades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here