Foto: Google Maps

Durante la pasada noche, efectivos de la Guardia Civil han localizado, enterrado y con signos de violencia, el cuerpo de una mujer en un descampado de Ulldecona (Tarragona).

El cadáver, a falta de cotejo pericial, correspondería con el de una mujer de 26 años de edad, de nacionalidad moldava, cuya desaparición fue denunciada por su compañero sentimental el día 7 de marzo en el Cuartel de la Guardia Civil de Vinaròs, localidad donde residían.

Ante las extrañas circunstancias que rodeaban a la desaparición de la mujer, la Guardia Civil inició distintas líneas de investigación en el entorno de la víctima, que evidenciaban que la desaparición no había sido voluntaria.

Aunque todas hipótesis estaban abiertas, la principal apuntaba a que el novio de la mujer tendría algo que ver con la desaparición. Una vez practicadas todas las gestiones y obtenidos datos significativos sobre su presunta implicación, el pasado día 5 de abril se detuvo al compañero sentimental de la desaparecida, un varón de 22 años de nacionalidad rumana.

Inspecciones en Vinaròs y Ulldecona

Se han practicado inspecciones oculares en el domicilio de la pareja en la localidad de Vinaròs y en el entorno familiar del detenido, en Ulldecona. Para ello se han desplazado especialistas del Equipo Central de Inspecciones Oculares del Servicio de Criminalística de Madrid y efectivos del Servicio Cinológico, en apoyo a las investigaciones de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Castellón.

Como consecuencia de los indicios relevantes y evidencias obtenidas, los investigadores llegaron hasta un paraje del término municipal de Ulldecona, donde se encontraba enterrado el cadáver de una mujer, que correspondería con el de la desaparecida.

Desaparecida desde mediados de febrero

La desaparición tuvo lugar el pasado día 17 de febrero en la vivienda que ambos compartían en la localidad de Vinaròs, al parecer después de mantener una fuerte discusión.

Se continúan las investigaciones para el total esclarecimiento de las circunstancias que rodean el hecho, no descartándose nuevas detenciones. No existían antecedentes policiales ni denuncias previas de la víctima sobre violencia de género.

Las investigaciones han sido dirigidas por el Juzgado Número 4 de Instrucción y Violencia de Genero de Vinaròs, que ha decretado el secreto de las actuaciones, y llevadas a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Castellón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here