Foto: Ayuntamiento de Vinaròs

Los representantes del Partido Popular de Vinaròs, entre ellos Juan Bautista Juan, abandonaron ayer el salón de plenos municipal, molestos tras una discusión con el concejal de Obras y Serviciosprimer teniente de alcalde Guillem Alsina. 

El ambiente se fue caldeando cuando el portavoz de la oposición, Juan Amat, dijo que “yo si fuera militante del PSOE en Vinaròs me preocuparía al tener a un secretario general imputado en la localidad”.

“En Vinaròs el partido de los imputados, que sepamos, es el partido socialista, que por cierto gobierna con usted”, agregó, dirigiéndose en esta ocasión al alcalde Enric Pla.

Tras este señalamiento, Alsina explicó que es cierto que Jordi Romeu está en diligencias previas, siendo investigado en un proceso por una serie de reparos desde secretaría e intervención.

“La diferencia que hay con el PP es que ustedes se llevaban el dinero para casa y el señor Romeu solo saltaba los reparos para la contratación de tracas y orquestas para que el pueblo funcionara”, indicó.

Tras un llamamiento a reconducir el tema, que se había desviado de los puntos establecidos en la orden del día, Pla dio por terminada la cuestión. Al no tener posibilidad de réplica, los miembros del PP decidieron dejar el salón como medida de protesta.

Al finalizar la sesión, el alcalde lamentó lo sucedido. “No me satisface lo ocurrido hoy y creo que todos, yo incluido, deberíamos hacer una reflexión”. En esta llama a aportar las opiniones con argumentos y no utilizando la descalificación del adversario, con el fin de mantener una mejor dinámica.

Horas después, el PP se manifestó públicamente sobre estos hechos, indicando que tras lo sucedido están estudiando querellarse contra Alsina, si este político no rectifica lo dicho en el último pleno.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here