Un hombre, residente en Tarragona, ha sido detenido por la Guardia Civil por un delito de hurto continuado.

El sospechoso habría sustraído joyas a personas de edad avanzada que no se habían percatado de lo ocurrido.

Fue a raíz de los controles que las autoridades realizan en los locales de compra-venta de oro de la provincia que se tuvo sospecha de lo que ocurría.

Concretamente fue en uno de estos establecimientos de Vinaròs donde se detectaron las joyas de procedencia ilícita.

Tras llevar a cabo una investigación los agentes averiguaron que eran vendidas por un auxiliar sanitario de una ambulancia.

Se cree que esta persona cometía los hurtos tanto en los domicilios donde atendía a sus pacientes como durante los traslados en ambulancia.

El valor de las joyas hurtadas supera los 3.000 euros. Hasta ahora se ha averiguado la procedencia de cuatro piezas de oro, que pertenecían a tres ancianos de Alcanar y Ulldecona. 

Al detenido, sin embargo, le constan al menos otras siete ventas más en este establecimiento, por lo que la investigación aún continúa abierta.

El Juzgado de Instrucción Nº1 de Vinaròs ya se ha hecho cargo del caso, según han informado efectivos de la Guardia Civil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here