Un vecino de Vinaròs ha sido detenido por la Guardia Civil, como supuesto autor de un delito contra la salud pública y otro contra la seguridad vial.

La actuación inició después de que los agentes vieran cómo un coche huía de ellos, por lo que se inició una persecución policial.

El vehículo no hizo caso de la señales acústicas y luminosas de los agentes, adelantando en línea continua y poniendo en riesgo a otras personas según el parte policial.

Finalmente el vehículo paró y, tras identificar a su ocupante, los agentes vieron que junto a él viajaban dos niños de corta edad, quienes se encontraban asustados por lo ocurrido.

Tras realizar una inspección del vehículo las autoridades entontraron un destornillador que contenía ocultas en el mango siete bolsas de cocaína.

Se cree que estas bolsas con droga eran para la venta; también se encontraron 360 euros en efectivo. Por todo ello, el hombre, de 37 años de edad, fue detenido.

Al hacerle el test de alcoholemia y drogas dio también positivo en marihuana y ya tenía antecedentes por hechos similares. El Juzgado de Instrucción de Vinaròs ha recibido las diligencias del caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here