Horas después de que la Guardia Civil diera a conocer los detalles de la Operación Émbolo, en la que se ha desmantelado un centro ilegal de cría de perros de raza en Vinaròs, Corralet ha emitido un comunicado negando cualquier vinculación con este caso.

La localización facilitada por las autoridades, en las que indican que las instalaciones estaban en una parcela del Camí Sant Gregori, ha llevado a pensar a muchos locales que se trataba de este centro, pues casualmente está ubicado en esta misma dirección.

Sin embargo, desde la empresa Serproanimal S.L, que gestiona Corralet, aseguran que “ni el personal de dirección, ni laboral, tiene que ver con el centro ilegal intervenido”. Además, en el comunicado indican que sus instalaciones están “amparadas bajo la autorización por parte de la Consellería competente como núcleo zoológico con el número CS-0024″.

Corralet niega cualquier anomalía

Como tal, la empresa expresa que tiene inspecciones periódicas por parte de las autoridades, que en muchos casos se realizan sin previo aviso o antes de una contratación por parte de un Ayuntamiento. Niegan, además, anomalías que hayan dado lugar a la apertura de cualquier expediente sancionador desde que están operativos.

Por otro lado, Corralet indica que “únicamente contrata y hace uso de profesionales titulados, colegiados y con sobrada experiencia” en el sector. Terminan invitando a todo aquel que quiera a ver el centro.

Lo cierto es que este es el segundo comunicado de este tipo que emite Corralet en los últimos años, después de que en noviembre de 2017 una asociación animalista les denunciara por un presunto caso de maltrato animal. En aquella ocasión la empresa también salió al paso de estas acusaciones y anunció que emprendería acciones legales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here