Foto: Ajuntament de Vinaròs

Desde su inauguración el pasado 3 de diciembre, el parque infantil adaptado en la Plaza España de Vinaròs ha sido protagonista de actos vandálicos y denuncias por el uso indebido de las instalaciones.

La última queja, que el Ayuntamiento ha lamentado este lunes a través de las redes sociales, es que uno de los columpios nuevos ha aparecido roto. Esto se ha debido, se cree, a que el balancín se forzó al utilizarse de forma incorrecta.

La Concejalía de Obras y Servicios ya ha ordenado la reparación de las bisagras dañadas, si bien el edil Guillem Alsina ha vuelto a pedir la colaboración de todos los ciudadanos para evitar que este tipo de situaciones se repitan.

“Hay que tomar conciencia de que este parque infantil tiene elementos especiales pensados para que los niños con diversidad funcional y problemas de movilidad reducida puedan divertirse como cualquier otro”, agrega.

Durante este mes, la Policía Local ha tenido que advertir en diversas ocasiones a los padres y menores, que incumplían las recomendaciones de uso, colocadas en carteles en el propio parque.

Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here