Foto: Twitter/Roberto Soldado

El delantero del Villarreal CF, Roberto Soldado, se presentó ayer por la tarde en Vinaròs, ante cientos de aficionados “groguets” que le pidieron autógrafos y fotografías para inmortalizar el momento.

El evento tuvo lugar el el Ágora del Paseo Marítimo de la localidad, donde se montó un escenario y a partir de las 19:00 horas, el número 9 del equipo habló ante las cámaras explicando cómo se siente a dos meses de haberse incorporado al club castellonense.

Soldado explicó que una de las cosas que más aprecia es el carácter familiar del Villarreal CF y la cercanía que tiene con la afición, a través de iniciativas como la de “Endavant”, en la que se enmarcó su visita.

Aseguró estar muy contento y sentirse “como en casa” desde el primer día y su deseo, explicó, es tratar que el club se mantenga lo más arriba posible en la Liga y, a ser posible, poder jugar en la Champions, aunque reconoció que la competencia será dura.

A través de las redes sociales, el Villarreal CF compartió un vídeo y fotografías del recibimiento de Soldado en el municipio, quien estuvo rodeado por centenares de niños y niñas que no perdieron detalle de lo que decía el jugador.

El alcalde de Vinaròs, Enric Pla, estuvo también presente en la actividad, y, antes de terminar con un “¡Aupa Villarreal”, dijo que “el fútbol es un símbolo de la vida, pues hay que luchar todos los días tratando de ganar”.

Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here