Foto: Amics de Vinaròs

El patrimonio de Vinaròs está en peligro. Así lo advierte la Asociación Cultural “Amics de Vinaròs”, desde donde en los últimos días se informó del desprendimiento de una de las caras de los querubines que adornan la puerta renacentista de la iglesia Arciprestal de Vinaròs. 

A este suceso se suma otro problema: el estado de deterioro cada vez más visible en el que se encuentran las pinturas policromadas de la parte exterior del tempo y que fueron descubiertas en la última restauración realizada por la fundación “La Luz de las Imágenes” en 2013.

En aquel momento, y después de 300 años ocultas, fueron presentadas por el entonces secretario autonómico de Cultura, Rafael Ripoll, como “un hito histórico sin parangón, puesto que no existen otras pinturas de arquitectura fingida con estas dimensiones en la Comunidad Valenciana”.

Consultado sobre esta cuestión, el concejal de Cultura de la localidad, Marc Albella, ha respondido que ya se han iniciado conversaciones con la Conselleria y con los responsables de la iglesia, que depende directamente del Obispado, para ver qué pasos seguir.

Albella ha explicado que, en el caso de las pinturas, lo que ha afectado a su estado de conservación es el hecho de que durante la restauración no se aplicó una capa de pintura hidrofugante que protegiera este hallazgo del moho y la contaminación ambiental.

Respecto al querubín, el concejal indica que se desconocen hasta el momento las causas del desprendimiento, si bien se cree que este presentaba alguna fisura que pudo haberse hecho mayor, provocando la caída de una parte de este relieve.

Ante esta situación, “Amics de Vinaròs” explica que urge un plan integral que proteja este Bien de Interés Cultural (BIC), antes de que los daños que lamentar sean aún mayores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here