Foto: Google Maps

El alcalde de Vinaròs, Enric Pla, ha querido aclarar este martes en redes sociales lo que califica de “rumores que afectan al Ayuntamiento” y que se han venido extendiendo entre los ciudadanos en los últimos días.

Estos tienen que ver con una supuesta subida del IBI, que ha sido desmentida por la concejala de Hacienda, María Cano, en rueda de prensa. Durante la misma, Cano ha explicado que esta confusión se ha producido a raíz de una regularización que realizó el Catastro de Castellón, dependiente del Ministerio de Hacienda.

Esta situación ha provocado que casi 2.000 propiedades en Vinaròs hayan sido revalorizadas, después de una inspección mediante drones que se llevó a cabo en la localidad en 2015. Ahora, los afectados deben pagar 60 euros por denuncia y hasta cuatro años más de recibos atrasados.

“La mayoría de construcciones no dadas de alta en el Castastro son piscinas, ampliaciones del 15%, corrales o anexos. Muchos de ellos sí se construyeron con licencia municipal, pero no se informó al Catastro de las obras de mejora realizadas. En algunos casos porque con la ley anterior no era obligatorio y en otros por desconocimiento”, ha puntualizado Pla.

Ante la inconformidad de muchos vinarocenses acerca de estos cobros, el Ayuntamiento explica que está abierto a cualquier consulta, pero las alegaciones deben realizarse directamente en la Oficina de Recaudación de la Diputación de Castellón en Vinaròs, y no en el consistorio.

Debido a esto, los vecinos que vean aumentado su recibo del IBI, no será por el incremento del porcentaje establecido, sino a que este se calcula sobre una base mayor. Quienes no se vean afectados por ninguna revalorización, por tanto, seguirán abonando la misma cantidad.

Desde la concejalía de Hacienda se ha explicado también que habrá otras personas que se beneficiarán de una nueva valoración catastral, ya que algunos terrenos o parcelas que eran clasificados como urbanizables ahora pasarán a tener una consideración menor y, por tanto, se pagará menos por ellos.

Finalmente, Enric Pla ha asegurado que tampoco ha habido ningún cambio en las ordenanzas sobre las multas de aparcamiento que emite la ORA. “El exceso de tiempo respecto a lo que marca el ticket sigue siendo de 3 euros y aparcar sin ticket o en una zona prohibida se penaliza con 90 euros, con un 50% de bonificación en el caso de que se pague con celeridad”, concluye el alcalde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here