Si sentiste los temblores, temiste en algún momento por tu integridad física y tu angustia se prolongó aún después de que se suspendieran las actividades de la plataforma, tienes derecho a reclamar una indemnización.

Así lo aseguran los representantes de Aplaca, la recién creada plataforma de afectados por el Castor que ha sido presentada oficialmente esta semana. Se trata de una iniciativa que surge después de una resolución del Juzgado de Instrucción número 4 de Vinaròs.

En esta se reconoce el derecho de los ciudadanos a personarse como acusación particular y pedir un resarcimiento por los daños materiales y psicológicos que les habrían provocado los sismos registrados en 2013 frente a las costas del sur de Tarragona y norte de Castellón.

Foto: Aplaca
Foto: Aplaca

De este modo, Carlos Villacorta, uno de los abogados de la nueva asociación, ha sido designado como responsable de la Dirección Letrada de todos los perjudicados. En un vídeo publicado en YouTube, se escuchan algunos testimonios recopilados por la organización:

Si estás interesado en hacerte socio de esta plataforma de afectados, puedes entrar a este enlace para consultar más información y ponerte en contacto con ellos a través de los formularios que facilitan en su página web.

Un proceso aún por resolver

Actualmente la plataforma de gas está en fase de hibernación, a la espera de una serie de estudios técnicos y de la resolución que ofrezcan las autoridades competentes. A día de hoy hay 20 personas imputadas por delitos de prevaricación ambiental.

Mientras tanto, la empresa Escal UGS, que estaba a cargo de la planta, ha sido indemnizada por el estado con 1.350,7 millones de euros, dinero que repercutirá en el recibo de gas de los consumidores durante los próximos 30 años.

Los sismos, recuerda Aplaca, iniciaron en 2013, poco después de que el Proyecto Castor empezara a operar. En unos 20 días, hubo una cadena de más de 500 temblores. Desde Aplaca se vincula este fenómeno con las inyecciones de gas en el almacén submarino, basándose en informes del Instituto Geográfico Nacional que relacionan ambos eventos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here