Foto: Ajuntament de San Jordi

La zona degradada del Bovalar, ubicada junto a las piscinas municipales de Sant Jordi, está siendo habilitada como un nuevo espacio de ocio.

Para ello, se ha limpiado con máquinas el terreno. Este trabajo, que fue adjudicado a Construcciones Galindo S.L., está ya prácticamente terminado.

Esto han sido posible gracias a una subvención pública para la mejora ambiental de espacios degradados.

De este modo, la Diputación Provincial ha sufragado el 75% de los gastos, mientras que el 25% restante ha sido asumido por el Ayuntamiento.

Este área acumulaba restos de poda, vertidos incontrolados y otros residuos, lo que tenía un impacto ambiental negativo para la localidad.

El siguiente paso, indicó el alcalde Iván Sánchez, será plantar especies adaptadas al entorno, para conseguir una mejor integración paisajística.

Una vez que se complete esta fase del proyecto, la intención es instalar mobiliario urbano y marcar un sendero que comunique este espacio con el parque escultórico que se encuentra cerca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here