Foto: Ajuntament de San Jordi

En el último pleno del año celebrado en Sant Jordi, el ejecutivo local, presidido por Iván Sánchez, presentó una moción en defensa de los “Bous al Carrer” y la libertad de organización de festejos taurinos.

Esta acción, señala el consistorio, busca “salvaguardar las señas de identidad de nuestra comunidad”, teniendo además en cuenta el impacto económico de estas celebraciones en la localidad, las cuales cuentan, recoge el documento, con “varios siglos de historia”.

El escrito hace también referencia a la aprobación de la Ley de Reconocimiento y Promoción de las Señas de Identidad del Pueblo Valenciano, el pasado mes de marzo, donde se incluye este tipo de festejos, y su declaración como Patrimonio Cultural Valenciano y Bien de Interés Cultural Inmaterial.

Estas declaraciones pretenden eliminarse, por medio de una propuesta de ley que busca derogar la 6/2016 del 2 de abril, ante lo que Sant Jordi insta a la Generalitat a desechar este planteamiento. El acuerdo local se trasladará también a las Cortes Valencianas y a la Diputación Provincial. 

Por otro lado, el ayuntamiento anima a todos los colectivos a seguir organizando y difundiendo los bous al carrer, “para que perduren de generación en generación” y también comunicará su postura, asegura, a todas las asociaciones taurinas de ámbito provincial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here