Foto: Ajuntament de Sant Jordi

A través de un decreto, el Ayuntamiento de Sant Jordi informa de una serie de medidas que buscan mejorar el aspecto de la localidad, dando un plazo de tres meses para que los propietarios de inmuebles deteriorados se personen en el Ayuntamiento para arreglar sus fachadas.

El técnico municipal Carlos Rubio, apoyado por el alcalde Iván Sánchez, insta a los afectados a realizar las obras que sean necesarias para que las viviendas cumplan con la legislación establecida y haciendo un estudio personalizado de cada caso.

Para ello, los propietarios de las casas están siendo informados de esta disposición, que además de garantizar un mejor aspecto de la población tiene como finalidad velar por la seguridad ciudadana, evitado posibles desprendimientos de las fachadas en la vía pública.

Si transcurrido este periodo no se atiende este requerimiento, se abrirá un expediente sancionador de una multa mensual que se irá acumulando hasta completar el importe para que el consistorio asuma los trabajos de rehabilitación.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here