Foto referencial

Un grupo de policías nacionales y guardias civiles del dispositivo especial desplegado en Cataluña con motivo del 1-O, ha sido realojado en Peñíscola tras los escraches y la presión vecinal que hen encontrado en diversas poblaciones catalanas como Reus, Calella o Pineda de Mar.

Los agentes permanecerán en esta zona limítrofe con Tarragona, a la espera de nuevas órdenes. Éstas dependerán de lo que suceda en los próximos días, cuando podría producirse una declaración unilateral de independencia por parte del gobierno catalán.

Aunque por cuestiones de seguridad no se ha querido desvelar el número de efectivos realojados en la provincia de Castellón, ni el nombre de los hoteles en los que están pernoctando, su llegada a la localidad no ha pasado desapercibida.

Desde el pasado 4 de ocubre se ha podido ver un mayor movimiento de vehículos y furgones policiales del que es habitual. Otros agentes de este mismo dispositivo han sido reubicados en otras povincias como Huesca o incluso en instalaciones militares en Cataluña.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here