Muralla renacentista de Peñíscola

La empresa concesionaria de la gestión de aguas en la localidad, Facsa, junto a la Brigada municipal de Obras y Servicios, han estado trabajando durante los últimos tres meses en la localización de una fuga cercana a la muralla renacentista.

Concretamente, se ha identificado la fuga en la Calle Olvido, en el núcleo antiguo, en una acometida de plomo mal anulada con más de treinta años de antigüedad. Esta antigua conexión desde la red pública a una de las viviendas de la calle no fue correctamente taponada para su anulación y «las consecuencias las ha sufrido el municipio desde este verano», indican desde el cosistorio.

Durante este tiempo los técnicos han utilizado los métodos de detección de fugas habituales, incluso se llegó a vaciar el depósito de agua que abastece la ciudadela para averiguar la posible causa de la filtración de agua a la muralla.

Múltiples catas descartaban, una tras otra, que la fuga fuese de la red actual, pues las comprobaciones eran siempre correctas. En la última de las catas en el citado vial, en una zanja de tres metros y a una profundidad poco usual y sin estar contemplada en ninguno de los planos contemporáneos, se ha encontrado la antigua acometida que, sin taponarse, se dobló para cortarle el agua a la vivienda y sustituir la acometida de plomo.

El edil de Servicios, Jorge Rovira, ha querido agradecer la paciencia de los vecinos, no sólo por la fuga cercana sino por las constantes zanjas que se han tenido que realizar en la calle hasta dar con la fuga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here