Foto: Ayuntamiento de Peñíscola

La Unidad de Seguridad Ciudadana de Peñíscola ha reforzado la protección de los agentes de la Policía Local con la adquisición de doce chalecos antibalas.

La compra ha sido realizada por la concejalía de Gobernación, a petición del propio colectivo, según han informado desde el consistorio.

“Hay que tener en cuenta el nivel de alerta en el que nos encontramos desde hace meses y la condición de Peñíscola como destino turístico”, indicó Alfonso López como edil del área.

El precio de cada uno de los chalecos asciende a 600 euros, habiendo invertido más de 7.000 euros en la compra de los mismos.

Estas prendas están diseñadas para absorber el eventual impacto de proyectiles disparados al torso o esquirlas procedentes de una explosión.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here