Tras la primera jornada de temporal marítimo, Peñíscola ya ha identificado graves efectos sobre su patrimonio monumental. A los pies del Casco Antiguo, frente a la muralla renacentista, en la cara norte de la ciudadela, se ha identificado un agujero que, a fuerza de los golpes de mar, está erosionando el firme de la zona que en estos momentos es ya muy inestable.

El Ayuntamiento ha acordonado la zona y prohibido el paso. «Vamos a estar muy atentos a los efectos de este intenso temporal marítimo a nuestro litoral, muy especialmente a todo el entorno del tómbolo que forma el Conjunto Histórico Artístico; recordemos que en el último temporal de mar se produjeron desprendimientos en los acantilados, así que en cuanto amaine, deberemos realizar un reconocimiento de la zona exhaustivo para valorar posibles daños y programar acciones de recuperación» ha explicado el propio alcalde, Andrés Martínez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here