Foto: Pixabay

Un hombre, vecino de Peñíscola, ha sido detenido por la Guardia Civil por un supuesto delito de hurto y estafa, por un valor superior a los 2.500 euros.

El ahora detenido, según las autoridades, habría realizado hasta 14 operaciones fraudulentas con una tarjeta de crédito que no le pertenecía.

La investigación inició después de una denuncia que interpuso en el Cuartel de Peñíscola el gerente de una empresa de hostelería, quien explicó que le habían sustraído su tarjeta de crédito.

Ésta había sido utilizada en diversos establecimientos sin su autorización y para extraer dinero de varios cajeros automáticos de Peñíscola, Benicarló y Vinaròs.

Tras llevar a cabo las averiguaciones pertinentes, se logró idenfificar a un sospechoso. Se trata de un trabajador de la empresa del denunciante, que conocía el número de PIN de la tarjeta.

Las diligencias instruidas del caso han sido entregadas en los Juzgados de Instrucción de Vinaròs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here