Después de que el miércoles por la tarde el Ayuntamiento de Peñíscola comunicara  que la Dirección General del Agua de la Generalitat Valenciana había ordenado el cierre temporal de la zona de baño en la Playa Norte de Peñíscola, la prohibición sigue vigente.

Esta instrucción llegó después que, al analizarse unas muestras tomadas el pasado 10 de julio, se identificaran niveles elevados de parámetros biológicos en las aguas, que superaban los límites establecidos en el Real Decreto 1341/ 207 del 11 de octubre sobre la Gestión de Aguas de Baño.

Ante esta situación se tomaron nuevas muestras de control y se está a la espera de mañana viernes, previsiblemente, se puedan conocer los resultados. Todo apunta, sin embargo, a que se trata de un fenómeno de contaminación aislado de corta duración, ya que esta mañana la Dirección General de Agua ha realizado también varias inspecciones y auditorías que concluyen que no hay ningún vertido al mar.

Estas auditorías se han realizado en la zona de baño de la Playa Norte, en el tómbolo rocoso del casco urbano, en la zona del Ullal del Estany y en la estación de bombero ubicada en la Plaza Constitución. Por otro lado, los resultados del informe sobre el funcionamiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales también indican que las aguas se están depurando correctamente.

FACSA, empresa concesionaria de la gestión de las aguas en el municipio, asegura que tampoco han tenido ninguna incidencia, lo que reforzaría la hipótesis de que se trata de una alteración pasajera, como la provocada por una mancha de agua desplazada por la corriente desde otro enclave. En este sentido, cabe recordar, una situación similar se produjo en Alcossebre hace escasos días, cuando la playa de Las Fuentes se vio afectada por la misma prohibición.

“Las analíticas necesitan de la realización de cultivos y ello hace que los análisis se dilaten, pero esperemos mañana poder emitir un nuevo comunicado con la apertura de la playa al baño, si como todo hace pensar los datos son favorales”, indican desde el consistorio.

Hasta que se confirme que se trata de un problema puntual, el servicio de información turística del municipio, los concesionarios de los servicios de playas, socorrismo, Policía Local y la ciudadanía han sido debidamente informados de lo que ocurre siguiendo el protocolo establecido. La zona de baño, por tanto, continúa con la bandera roja izada hasta nueva orden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here