En el marco de los servicios que la Guardia Civil lleva a cabo para combatir el tráfico y el cultivo de estupefacientes en la provincia de Castellón, las autoridades iniciaron una investigación tras las sospechas de que en una finca de Canet Lo Roig había una plantación de marihuana.

Tras varias pesquisas, los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Sant Mateu localizaron el lugar, en el que contabilizaron un total de 400 planta de la especie Cannabis Sátiva, las cuales estaban ocultas bajo unas lonas a modo de invernadero.

Por este suceso la Guardia Civil investiga a un vecino de Benicarló de 37 años, quien podría haber incurrido en un delito contra la salud pública por el cultivo de marihuana. Las diligencias instruidas de este caso ya han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Vinaròs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here