Foto: Ajuntament de Benicarló

Un año más, miles de personas llenaron las calles de Benicarló este último domingo, con motivo de la “Festa de la Carxofa”. Entre ellas destacó la presencia del Presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

Puig asistió a la Demostración Gastronómica de la Alcachofa de Benicarló y conoció personalmente las propuestas elaboradas por los restauradores locales.

Aprovechó la ocasión para firmar en el libro de honor de la ciudad, acompañado por la alcaldesa de la localidad Xaro Miralles y otros miembros del equipo de gobierno.

La 23 edición de esta fiesta ha sido una de las más multitudinarias de los últimos años, pues solo en la Demostración Gastronómica de ayer se sirvieron más de 18.000 raciones.

En la “torrada popular” se vendieron más de 2.000 degustaciones y la ocupación hotelera, según datos del Ayuntamiento, sobrepasó el 90%.

El próximo reto que se proponen los organizadores del evento es que esta celebración sea declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional. 

Las actividades continúan

La próxima actividad programada es la “Volta a Peu pels aljubs”, que este año llega a su 14 edición. El recorrido de 27 kilómetros iniciará a las 8:30 horas y a las 9:00 horas los del nivel intermedio (17 kilómetros). Tras la llegada, a las 14:00 horas, está prevista la degustación de “olleta benicarlanda”.

 

Después de la “Volta”, aún quedarán por realizar algunas competiciones deportivas y el IV Concurso de Cocina de la Alcachofa de Benicarló, que se llevará a cabo el próximo 18 de febrero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here