La Guardia Civil ha detenido a un padre y una hija que se dedicaban a ofrecer diferentes tipos de seguros, como supuestos autores de los delitos de estafa y falsedad documental.

Esta actuación comenzó a raíz de otras investigaciones, que mostraron las posibles irregularidades cometidas por una oficina de seguros de Benicarló. Este negocio, indican las autoridades, está regentado por una familia.

Lo que se descubrió, tras las pesquisas correspondientes, es que los integrantes de esta oficina eran agentes exclusivos de una conocida empresa de seguros.

Sin embargo, falsificaban certificados de no siniestralidad para así poder realizar mayores bonificaciones en las pólizas de vehículo a sus asegurados (nuevas contrataciones y ya contratados).

Ello terminaba repercutiendo en el precio final, ofreciendo seguros mas baratos que su competencia. Se calcula que el 40% de la cartera de clientes de dicha agencia tenía este tipo de documentos falsos.

Estos pertenecían a otra compañía donde los detenidos, de 61 y 31 años de edad, habían trabajado anteriormente. Las diligencias ya han sido entregadas en el decanato de los Juzgados de Vinaròs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here