Foto: Ajuntament de Benicarló

Las obras de mejora de la carretera CV-135 que comunica Benicarló con Cálig ya han iniciado y se espera que estén terminadas antes del verano.

Para ver de primera mano los trabajos que se están llevando a cabo, la consejera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Maria José Salvador, visitó el lunes el tramo carretero.

Estos trabajos, que suponen una inversión de más de 800.000 euros, buscan que haya una mejor comunicación con el interior de la provincia y seguridad para los conductores.

Las obras comenzaron en el término municipal de Càlig y continuarán en las próximas semanas hasta el Polígono Industrial El Collet, donde el pavimento actual se encuentra envejecido y con muchas irregularidades.

Está previsto que se amplíe la sección actual de la carretera y que esta tenga un espacio extra de 0,5 metros para mejorar la seguridad de automóviles y especialmente de bicicletas y vehículos agrícolas, además de mejorar el drenaje y la señalización.

También se instalarán barreras de seguridad en algunos puntos, tal y como confirmó Salvador, quien indicó que pese a los problemas de presupuesto, buscan en la medida de lo posible mejorar la conexión de las personas.

“Aunque no sea una inversión tan grande desde el punto de vista económico, sí supone un cambio importante en la vida cotidiana de la gente de la zona”, Salvador

La alcaldesa de Benicarló, Xaro Miralles, también estuvo presente, junto con la alcaldesa de Càlig, Ernestina Borràs y los alcaldes de otros municipios cercanos como Vinaròs, Sant Jordi, Traiguera, Santa Magdalena y Sant Mateu.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here