Foto: Ajuntament de Benicarló

Las excavaciones que se han llevado a cabo en el Mas de Fabra, un yacimiento ubicado en el término municipal de Benicarló, han permitido importantes hallazgos aqueológicos.

Ademá de delimitar un perímetro de unos 2.000 metros cuadrados, los expertos han logrado recuperar interesantes piezas para su estudio.

Este yacimiento, señalan, es un caso único en la región, al haberse conservado en una zona llana que no ha sufrido los efecos de la actividad humana.

Su descubrimiento se realizó hace dos años, durante las obras de la variante de la carretera N-340, si bien hasta ahora ha terminado de confirmarse que se trata de un asentamiento humano de los siglos VII a VI aC.

Las conclusiones científicas de estos trabajos han sido publicadas en la revista Quaderns de Prehistoria i Arqueologia de Castellón, donde se explica que hay “una clara influencia de la cultura colonial fenicia sobre este asentamiento íbero, lo que se refleja en las piezas cerámicas recuperadas”.

Ramiro Pérez es el codirector de los trabajos arqueológicos y ha agregado que “los hallazgos y el estudio de este yacimiento ayudarán a saber quienes eran los habitantes del lugar, a qué se dedicaban y con qué culturas tenían relación”.

La abundancia de fragmentos de piezas fenicias hace sospechar que esta comunidad se dedicaba al comercio.

Foto: Ajuntament de Benicarló

¿Qué se ha encontrado hasta la fecha?

Durante los trabajos en el Mas de Fabra se han puesto al descubierto las bases de los muros y diferentes estructuras excavadas en la tierra, como un silo de grandes dimensiones que podría haber servido para almacenar granos y cereales.

Además se ha descubierto también el soporte de los palos que sujetaban los tejados de las edificaciones, los cuales contienen elementos simbólicos como conchas, con una función ritual.

Entre las piezas de origen íbero recuperadas destaca un vaso que contenía una pasta blanca, la cual podría ser cal; también platos de una vajilla de lujo y otros elementos de cocina.

Dada su importancia, algunos de estos materiales están siendo estudiados por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El concejal de Cultura de Benicarló, Josep Barberà, ha comentado que desde el Ayuntamiento se está trabajando para poder en valor este yacimiento y que se busca impulsar una ruta íbera conjunta con otros municipios de la zona, la cual podría convertirse en un importante reclamo turístico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here