La antigua capilla del Convento de San Francisco en Benicarló, vuelve a recuperar el aspecto que tenía durante el siglo XVIII, gracias a los trabajos de restauración que se están llevando a cabo en este lugar.

Estos, además, han venido acompañados por algunas sorpresas, como el hallazgo de algunas pinturas murales y la recuperación de las capas de policromía más antiguas que decoraban los laterales de este histórico espacio.

En los últimos dos meses también han visto la luz inscripciones y pinturas que decoraban las capillas del Evangelio y de las Reliquias, tal y como han explicado los tres especialistas que trabajan en el recinto.

“Las humedades, filtraciones, incendios y enlucidos que ha sufrido la capilla durante años ha deteriorado mucho las pinturas y recuperarlas es uno de los principales retos a los que nos enfrentarnos”, explica Pilar Martín, la coordinadora de estos trabajos.

Debido a que se han encontrado hasta siete capas de pintura superpuestas, la estrategia que se sigue es recuperar las más antiguas y mejor conservadas, dejando algunos testimonios o “ventanas” que permitan apreciar parte de los demás estilos artísticos que conviven en los muros.

Estas obras, que contemplan cubrir con mármol gris de Santa Magdalena el suelo de la Capilla y la conservación de las lápidas que se encontraron durante una primera fase de los trabajos, son financiados por el Ministerio de Fomento en un 61%.

Foto: Ajuntament de Benicarló
Foto: Ajuntament de Benicarló

Este proyecto es, de hecho, uno de los cuatro seleccionados a nivel valenciano por la Dirección General de Patrimonio y que atiende la orden de invertir el 1,5% del presupuestos en la recuperación de bienes culturales.

“Hace 26 se iniciaron los trabajos de restauración del Convento y ahora se está llevando a cabo una segunda fase de rehabilitaciones en la capilla, lo que permitirá finalizar el Proyecto Integral de Restauración del recinto”, ha indicado la alcaldesa Xaro Miralles. 

El Ayuntamiento de Benicarló ha anunciado que las obras aún se alargarán durante un periodo de ocho meses y, posteriormente, el lugar será destinado a la realización de actividades de tipo cultural y social.

“Se equipará este espacio con las últimas tecnologías de luz y sonido, para poder albergar conciertos, conferencias y espectáculos de pequeño formato”, ha remarcado Miralles, quien explica que lo que se busca es compatibilizar los elementos patrimoniales con las necesidades culturales de la ciudad.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here