Foto: Ajuntament de Benicarló

Tras las peticiones del Ayuntamiento de Benicarló, el Ministerio de Fomento ya ha corregido los rótulos con topónimos equivocados que se colocaron en la nueva variante de la N-340, recién inaugurada.

Concretamente los carteles que han sido sustituidos son los siguientes:

  • “Aigua”, que ha pasado a llamarse “Aiguadoliva” en referencia al barranco.
  • “Puch”, que se ha cambiado por Soriano, también para hacer mención a un barranco.
  • “Alcalá”, que ahora ya aparece como “Alcalà” y se refiere a una rambla.

La cuarta propuesta de modificación que se hizo para cambiar “Sec” por “Rambla de Cervera”, que es la otra denominación oficial y la más familiar para los locales, no fue aceptada, por lo que en este caso se mantiene la rotulación actual.

Desde el consistorio benicarlando han agradecido la rápida actuación por parte de la Demarcación de Carreteras de Valencia y a Fomento, después de que la alcaldesa Xaro Miralles, junto con el alcalde de Vinaròs, Enric Pla, pidieran formalmente que se revisaran estos nombres.

Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here