La alcaldesa de Benicarló, Xaro Miralles, ha visitado hoy los trabajos de excavación en el yacimiento del Mas de Fabra, un asentamiento fechado del siglo VIII aC que está aportando información muy valiosa sobre los primeros pobladores de Benicarló.

Xaro Miralles ha remarcado que “este es uno de los grandes proyectos culturales de Benicarló para esta legislatura” y ha asegurado que “nuestro gran objetivo, tanto con este yacimiento como con la exposición Terra d’ibers, así como con el poblado del Puig de la Nau es poner en valor todo nuestro patrimonio arqueológico y acercarlo a las personas, vecinos y visitantes, para que puedan conocer mejor cómo eran y cómo vivían nuestros primeros antepasados». «Es por eso –ha recordado la alcaldesa– que una vez estudiados y analizados los restos, empezaremos el proyecto de museización del yacimiento».

Después de cuatro meses de trabajo de campo, a cargo de la empresa Global Geomática, se han podido recuperar restos datados entre los siglos VII y VIII a. C. , lo que, según el equipo de arqueólogos que dirige los trabajos, « nos permitiría documentar el momento previo a la ocupación del poblado del Puig de la Nau ».

Pablo García y David López, directores de la excavación junto con Arturo Oliver y Gustau Aguilella, de la Diputación, han confirmado que «han aparecido restos de un hábitat rural del siglo VII a. C.» y han calificado de «sorpresa» los restos que han aparecido fechadas de épocas posteriores, concretamente del siglo XI d. C., «que nos aportarán información muy interesante de los asentamientos de la época andalusí ».

Hasta finales de marzo continuará el trabajo de campo ya primeros de abril empezará la fase de estudio y catalogación de todos los hallazgos. Unos hallazgos que, según han confirmado los arqueólogos, «incluyen restos fenicios y de los pobladores locales, vinculados todos a un ámbito eminentemente rural de los agricultores y ganaderos que habitaban la zona desde el siglo VIII aC».

Cabe recordar que el yacimiento del Mas de Fabra, descubierto en 2015 a raíz de las obras de la variante de la N340, supone un hallazgo excepcional a nivel arqueológico porque, al contrario que la mayoría de yacimientos de su época, se encuentra en una zona plana.

Los trabajos de excavación y puesta en valor del yacimiento están cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado ( EDUSI ).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here