Tras más de 26 años de gestiones, la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana ha terminado declarando el yacimiento íbero del Puig de la Nau de Benicarló como Bien de Interés Cultural (BIC).

El pasado viernes se hizo efectiva esta resolución, al publicarse y adaptarse el Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano.

“Era ya una urgencia proteger legalmente aquellos bienes de nuestro pueblo que todavía no contaban con esta denominación”, ha expresado el concejal de Cultura de Benicarló, Josep Barberà.

Un paso más en la consolidación de Benicarló como destino turístico

Esta declaración no afecta en la práctica al poblado, que ya contaba con el máximo nivel de protección en el Plan General de Ordenación Urbana municipal.

No obstante, agrega Barberà, sí supone un paso más en la consolidación de la ciudad como destinación cultural y facilita el acceso a ciertas ayudas económicas para su conservación y restauración.

Con éste, ya son tres los BICs de Benicarló, que también cuenta con el del Convento de San Francisco y la Casa del Marqués.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here