Foto: Guardia Civil

Hoy se cumplen exactamente diez días, desde que Heidi L., de 71 años, desapareció en una zona de monte de Benicarló, cuando salió de su casa en el Corral de Petiquillo para pasear a su perro. Desde entonces, las labores de búsqueda han continuado sin éxito y las esperanzas de encontrarla con vida son ya escasas.

En todo este tiempo, las autoridades únicamente ha logrado dos pistas para tratar de ubicar su paradero: la primera de ellas, fue la aparición de su mascota, Beni, quien regresó por su propia cuenta a casa casi una semana después de lanzarse la alerta. La Guardia Civil trató que animal les llevara junto a su cuidadora, pero no se consiguió.

Además, se evitó que se lavara la correa y el arnés, para tratar de encontrar nuevas señales sobre la zona a rastrear, analizando la tierra. Según indicaron los agentes en un comunicado, el can presentaba un fuerte olor a estiercol, lo que les llevó a pensar que podría haber estado en unos campos abandonados y hacia allí reorientaron las inspecciones.

El segundo de los indicios ha sido una señal de antena de móvil, que fue captada a las 22:30 horas del día de su desaparición. Esta ha llevado a intensificar la búsqueda y ampliar el radio de acción hasta la vecina Peñíscola. Concretamente, en la zona conocida como “la ratlla del terme” y también en las cercanías del camping La Volta, cercano al centro comercial y a la carretera nacional 340.

Durante los últimos días se han revisado varios pozos, por si la mujer hubiera podido caer en uno de ellos, pero los trabajos no arrojaron nuevos datos sobre este caso. Este martes, los bomberos se centraron en la zona de Mas del Pastor y la última información con la que se cuenta es que, al caer la noche, no se había logrado ningún resultado positivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here