Foto: Ajuntament de Benicarló

Durante el último pleno del Ayuntamiento de Benicarló, se se solicitó por unanimidad que la gratuidad de la AP-7, sumándose así a diversas ciudades que apoyan esta misma demanda.

El principal argumento para que no se prorrogue la concesión actual en 2019, es la elevada tasa de siniestros que presenta la carretera N-340, según se ha informado desde el consistorio local.

Pese a la construcción de la variante, todos los grupos políticos consideraron que esta ruta continúa teniendo una excesiva densidad de tráfico, tanto de particulares como de mercancías, lo que aumenta las probabilidades de accidente.

Además, también se decidió pedir al Gobierno Central que rescate aquellos tramos de la AP-7 más problemáticos, en los que se necesita una liberalización inmediata. Entre ellos mencionan los de las comarcas del Baix Maestrar, la Safor y la Marina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here