Foto: GVA

Entre el 12 y 13 de diciembre, se lleva a cabo en Benicarló la Feria de San Antonio, una exposición agrícola y ganadera que este año llega a su XXIX edición.

En ella participan también otros sectores, más allá del agroalimentario, y la cita supone un atractivo turístico al sumar la cultura y las tradiciones locales a esta actividad.

Durante el primer día, en el recintoferial se pudo ver a la alcaldesa de la localidad, Xaro Miralles, junto a otros miembros de la corporación local y de la cofradía de San Antonio Abad, organizadores del evento.

También acudió la consejera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat, Elena Cebrián, quien dijo que “las ferias locales generan un mercado de proximidad que ayuda a promocionar los productos autóctonos, lo que es muy positivo”.

“Es es una de las ferias principales y más multitudinarias de la provincia de Castellón y supone una amplia representación de la economía de las comarcas del Maestrat”.

Algunos de los stands más destacados han sido los de la Denominación de Origen Protegida “Carxofa de Benicarló” o el de la cooperativa BeniHort. 

Una feria con 29 años de historia

La Feria Agrícola y Ganadera de San Antonio fue fundada el año 1986, asociada a este santo, que tiene su fecha en enero. Sin embargo, recientemente la cita se trasladó a diciembre para impulsar la actividad comercial antes de las Navidades.

Actualmente cuenta con más de 200 expositores de productos del campo, de maquinaria agrícola, vehículos industriales, artesanía y gastronomía. También hay exhibiciones de doma libre y de caballos de tiro y arrastre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here