Foto: Ajuntament de Benicarló

El Ayuntamiento de Benicarló, a través de la Agencia de Promoció del Valencià (Aviva), enviará una carta al Ministerio de Fomento para solicitar “que se rectifiquen algunas incorrecciones lingüísticas detectadas en la rotulación de las señalizaciones de la nueva variante de la N-340, en el tramo Benicarló – Vinaròs.

Esta vía fue inaugurada el pasado jueves por la ministra Ana Pastor, pero según autoridades municipales presenta algunos topónimos incorrectos. Concretamente, los carteles que se busca sustituir son: “Puch”, por “Barranc de Soriano”; “Aigua”, por “Barranc d´Aiguadoliva”, “Sec”, por “Rambla de Cervera” y Alcalá, por “Rambla d´Alcalà.

Xaro Miralles, alcaldesa de la localidad, ha dicho que la petición se entregará esta misma semana, aprovechando una vista que realizará a la Demarcación de Carreteras de Valencia, entidad dirigida por Ismael Ferrer.

Los documentos de la solicitud incluirán un informe de Aviva con la toponimia oficial del municipio que, según indica el propio consistorio en su página web, fue fijada por la Academia Valenciana de la Lengua (AVL). 

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here