Foto: Ajuntament de Benicarló

Este domingo 21 de febrero, los vecinos de Benicarló están invitados a participar de una iniciativa que busca crear un bosque comestible de árboles frutales en la localidad.

El evento se llevará a cabo de las 10.00 a las 14.00 horas, en una parcela municipal ubicada en la costa sur, cerca del “Barranquet”, en la Playa Partida Solaes.

Mariano Bueno, experto en agricultura ecológica y uno de los impulsores de esta propuesta, explica que el nuevo espacio será un punto de ocio, de encuentro y de aprendizaje.

“Antiguamente en Benicarló podíamos comer fruta todo el año gracias a los árboles frutales que había en las fincas y nosotros queremos recuperar ese concepto con técnicas modernas”, BUENO

Entre estas menciona la reutilización de las restas de poda que se generan desde el consistorio para impedir que crezcan las hierbas y que sirvan de nutrientes para los árboles.

Bueno agregó que “la idea es hacer un espacio para todos, público, donde podamos pasear y disfrutar de la naturaleza, pero también aprender y experimentar con nuevas opciones de cultivo”.

Los miembros de la mesa participativa de la Salud, que forma parte de la Concejalía de Bienestar Social, también han apoyado la medida, que es la primera de una serie de acciones que se realizarán en la zona.

La edil de esta dependencia, Marta Escudero, ha indicado que la participación en este espacio se regulará por medio de un reglamento municipal, que definirá su funcionamiento, inscripciones y selección previa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here