Foto: Facebook

Esta mañana, Beni, el perro que acompañaba a la mujer de 71 años que desapareció en Benicarló el pasado domingo, ha regresado solo a casa. Poco antes fue visto por unos cazadores en Mas de Conill, donde se realizan las búsquedas, pero no quiso acercarse y posteriormente apareció en la urbanización.

Aunque estaba hambriento y con sed, explicaron algunos vecinos, no estaba malherido. La policía se encuentra constatando este nuevo avance en la investigación, que podría ayudar a ubicar el paradero de Heidi. El proceso, cabe recordar, se ha vuelto ahora más selectivo, pues tan solo bomberos y brigadas rurales de emergencia se encuentran peinando la zona.

Las inspecciones se llevan a cabo en lugares muy puntuales y peligrosos, como barrancos y pozos, por lo que se ha decidido prescindir de los más de cien voluntarios que en los primeros días ayudaron con los rastros, y la búsqueda por parte de Protección Civil y la Policía Local que ha quedado también suspendida.

A partir de ahora, es la Guardia Civil quien investiga el caso en función de las pistas que van surgiendo. Ayer, la aparición de un perro muerto en una finca creo confusión, pero resultó ser un falso indicio, algo que ha sido confirmado hoy de nuevo con la llegada del verdadero Beni.

Los falsos rumores proliferan

Durante estos cinco días de búsqueda infructuosa, han empezado a surgir una serie de rumores que han causado molestias entre los conocidos de Heidi. Se ha hablado de un posible secuestro, e incluso de asesinato. Por su parte, los vecinos sostienen la idea de que, como gran defensora de los animales, al ver en peligro a su mascota intentó ayudarla sin pensar en el riesgo que podía correr ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here